La historia de la INSTITUCION EDUCATIVA MUNICIPAL LIBERTAD es demasiado corta, pues, su existencia como tal parte de agosto 26 de 2.003, fecha en la cual se expide el Decreto 0351 por medio del cual la Alcaldía del Municipio de Pasto crea la institución, integrando o fusionando para ello los siguientes establecimientos educativos: INSTITUTO FEMENINO LIBERTAD (Jornadas mañana y tarde), INSTITUTO NOCTURNO LIBERTAD, ESCUELAS STA. MARIA EUFRASIA y RODRIGO CARVAJAL (Jornadas mañana y tarde) y la ESCUELA JULIAN BUCHELI (Jornadas mañana y tarde), con una población escolar mixta de 3.886 estudiantes. La sede central de la institución se ubica en sus instalaciones de la carrera 13 No. 8-30, avenida Panamericana, salida al sur.

La Institución Educativa Libertad está conformada por dos sedes: la número uno o sede principal, cuya dirección ya fue descrita, consta de modernas construcciones que contienen 43 salones, laboratorios de informática, bilinguismo, física, química, de educación en tecnología, patios de recreación y zonas verdes y ofrece el servicio educativo en los niveles de preescolar, básica y media, a una población de 3.100 estudiantes aproximadamente. La sede número dos, Escuela Julián Bucheli, está ubicada en el Barrio Las Lunas, ofrece los niveles educativos de preescolar y básica primaria en las jornadas de la mañana y la tarde, con una población escolar mixta de 800 estudiantes. La Institución Educativa Libertad está atendida por un rector, 7 coordinadores y 139 profesores, la absoluta mayoría de ellos licenciados en educación con especialidades en las distintas ramas de la ciencia, y un significativo porcentaje posee títulos de posgrado en educación.

Sin embargo, si bien la historia de la Institución Educativa Libertad es muy corta, la de los establecimientos educativos que la conforman no lo es, pues, existen planteles educativos con más de 45 años de servicio educativo al suroccidente colombiano. Corriendo el riesgo de no describir hechos y situaciones importantes, nos permitimos hacer una descripción suscinta de cada uno de ellos, empezando por la sede principal.

Los Institutos Femenino Libertad, en sus dos jornadas, y el Instituto Nocturno Libertad, desde el año 1988, comparten unas mismas instalaciones físicas modernas, construidas gracias a la gestión de un tesonero grupo de docentes que se dispuso conseguir primero el lote de terreno y luego los recursos económicos para la construcción de las aulas y el bloque administrativo. Siguiendo un orden cronológico es importante hacer primero referencia al Instituto Nocturno Libertad, como el decano y gestor del Instituto Femenino Libertad en su jornada de la mañana.

Se funda el Instituto Nocturno “Libertad” en la ciudad de San Juan de Pasto, el 10 de Diciembre de 1958, como entidad educativa de carácter privado, cuya finalidad era la formación de líderes, los cuales representarían y reivindicarían la clase media económica de Colombia esperando que ésta se convierta en factor de cambio social.

Esta filosofía con la que se crea el Instituto, es enarbolada por el llamado COMITE CENTRAL DE LA CLASE MEDIA ECONOMICA DE COLOMBIA, quién le dio cuerpo y vida al Instituto.

El entorno social que rodea la fundación del Instituto, es el que se dio en Colombia en 1958 y que corresponde a un país con una aguda crisis social, política y económica, pues aún se sufrían las consecuencias de la segunda guerra mundial. Como producto de tal crisis, se creó la necesidad de organizarse y proyectar una sociedad distinta, en donde impere el derecho y la justicia social. Para Colombia, significó el fin de un gobierno de facto, después del golpe de Estado del General Gustavo Rojas Pinilla.

Esta situación permitió vislumbrar para los trabajadores, nuevos horizontes dentro de la organización cooperativa y sindical, por la defensa de sus derechos. La clase media económica con identidad y principios prestados, si consideramos el hecho, como lo dijera el Dr. Libardo Guerrero Muñoz, de que “participa de las desventajas de las otras clases sociales, mas no de sus ventajas; soporta el roce de los ricos y de los pobres y gana como pobre para gastar como rico”; debía entonces organizarse para encontrar su propia identidad que la defina y le asegure un mejor porvenir.

El reto para la clase media se había planteado y empieza a tener eco en todo el país. En Pasto, la rebeldía e inconformidad de Don Antonio José Cerón Mora hace que se cristalice el reciente anhelo. Es así como, después de escuchar el discurso de posesión del nuevo Presidente de Colombia, Dr. Alberto Lleras Camargo, y como una bienvenida a la nueva democracia, Don Antonio les propone a sus amigos la creación de una organización a nivel nacional que redima a la clase media económica de Colombia y se convierta en la impulsora de las grandes transformaciones sociales.

Su propuesta es favorablemente acogida y así se conforma el COMITE CENTRAL DE LA CLASE MEDIA ECONOMICA DE COLOMBIA, el día 12 de Septiembre de 1958 a las 6 p.m., en el Hotel Niza, que se encargaría de promover e impulsar una “verdadera revolución social, política y económica” desde Pasto, ciudad sede.

Manifiesta Don Antonio: “……….ya que las proyecciones del movimiento eran a largo plazo había que preparar a gente nueva, inculcarle unos pensamientos y unos principios que los encargarán de programar y realizar el futuro próspero de la sociedad colombiana, es decir, era necesario ir formando líderes valientes y aguerridos para acometer en una gran empresa de reivindicación social de nuestro pueblo…”

Estos principios y la experiencia de Don Carlos Ortiz Villota como miembro del naciente Comité y profesor del Liceo de la Universidad, condujeron a la idea de la fundación del primer colegio nocturno.

Por las eternas contradicciones de la clase media, su falta de organización, liderazgo y fuerza como movimiento de masas, las aspiraciones filosóficas que el Comité proponía para el instituto, no se cumplieron. Tales propuestas las aprovecharon gentes de la clase trabajadora, quienes por escasez de tiempo y de recursos económicos debieron aprovechar la oportunidad y el espacio que brindó este Comité a la Educación del suroccidente colombiano.

El Dr. Luis Santander Benavides, Rector de la Universidad de Nariño, asignó un espacio físico en el Liceo de Bachillerato de la Universidad y allí desde el 12 de Noviembre de 1958, a las 6 p.m., se inició el proceso de matrículas, con un valor de $ 20. Se hizo necesario recurrir a la prensa, carteles y aún al convencimiento personal para reclutar a 25 trabajadores quienes serian los primeros estudiantes fundadores del instituto. Las matriculas se prolongaron hasta el día 9 de Diciembre; al día siguiente, sábado 10, se hicieron presentes los nuevos estudiantes para asistir al acto de bienvenida, acto que estuvo presidido por Don Antonio José Cerón Mora y Don Carlos Ortiz Villota. Se iniciaron labores académicas el día lunes 12 de Diciembre de 1958, con un horario de 6 a 11 p.m., bajo la dirección del Dr. Guillermo Zarama Villota.

En 1963, el Sr. Rector Don Ramón Almeida y un grupo de padres de familia solicitaron al Obispo de Pasto Monseñor Jorge Giraldo Restrepo el permiso para que autorizara la educación para ambos sexos (coeducación), pues las leyes civiles no lo permitían por el convenio concordatal; el permiso fue otorgado desde Roma y el Instituto se convirtió en el primer colegio nocturno de Colombia en dar educación mixta.

En 1964 egresa la primera promoción de bachilleres constituida por 13 alumnos; hasta el año 2.003 han egresado 39 promociones con una población total de 3.729 bachilleres. A partir de 1990 Secretaria de Educación autoriza la modificación del plan y pasa de 7 a 6 años por Resolución No. 136 de julio 5 de 1990, concediendo nueva licencia de funcionamiento e iniciándose con alumnos de octavo grado.

En el año de 1967 por escasez de cupos para la educación secundaria femenina diurna, Don Ramón Almeida crea la jornada adicional diurna como extensión; hoy corresponde al Instituto Femenino “Libertad” con dos jornadas. El Instituto Femenino Libertad inicia sus labores con 45 estudiantes ubicados en dos cursos. Para el año 1.973, previa consecución de su licencia de funcionamiento por la primera rectora del plantel señora Carmela Zurita de Hormaza, se otorga el título de bachilleres académicos a su primera promoción conformada por 14 señoritas.

El desarrollo del plantel educativo, en donde se incluye la creación de la jornada de la tarde a partir de 1.980, con un incremento notable de su población estudiantil femenina y los cambios de sedes para prestar un mejor servicio educativo estuvo liderado por su nueva rectora, señora Flor Martínez de Melo, quien, a lo largo de 27 años (1.976 – 2.003), junto con un grupo de tesoneros docentes se trazaron el inquebrantable propósito de sacar adelante el establecimiento educativo con niveles de calidad que de año en año fueran mejorando, logrando con ello colocar el Instituto Femenino Libertad en un lugar destacado del municipio de Pasto.